Yoga, YOGASFERA YOGASFERA Un espacio Internet para reunir toda la información sobre el mundo del yoga y su esfera: centros, estudios, profesores, cursos,clases, formaciones, eventos especiales ... todo lo que ocurre alrededor del yoga y que podemos compartir: consultar actividades. Un espai Internet per reunir tota la informació sobre el món del ioga i la seva esfera: centres, estudis, professors, cursos,classes formacions, esdeveniments especials... tot allò que passa entorn del ioga i que podem compartir: consulteu activitats. YOGASFERA Welcome to Yogasfera, a page on internet that brings together information about the world of yoga: centres, studies, courses, teachers, training, special events, in fact anything that happens in the world of yoga that we can share together: consult activitie

Yogasfera incorpora una botiga Ioga on trobaràs una acurada selecció d'articles d'una excel·lent qualitat, naturals i respectuosos amb el medi ambient, de marques que rarament es troben al mercat europeu, totes elles amb compromís mediambiental i social. Yogasfera incorpora una tienda Yoga donde encontrarás una cuidada selección de excelentes productos para la práctica, naturales y respetuosos con el medio ambiente, de marcas que difícilmente se pueden encontrar en el mercado europeo, todas con compromiso medioambiental y social. Store Yoga, Manduka, Yogitoes, Mats, Yoga Bags, yogui towels. Estores de Ioga, esterillas de Yoga, bolsas de Yoga, bosses de Yoga. Accessorios de Yoga, accessoris de Ioga, Props YOGA Clases de Yoga, Classes de Yoga Barcelona, Calendario actividades de Yoga, directorio de centros de Yoga, tienda de Yoga
Gyantse, Kumbum, Tibet author:Víctor Domènech
middle
Mira ahora todo el universo...
21 Mar
2014

“….….con todas las cosas que se mueven y las que no se mueven y todo aquello que tu espíritu anhela ver. Contempla todo en Uno, conmigo

Krishna a Arjuna, Bhagavad Gita.



Foto: David arquimbau

El enorme barco marchaba orgulloso rozando el faro. Blanco sobre el gris oscuro del mar. Un cuadro americano. Nítido y estático. Favàritx
Desde el acantilado donde está enterrada la ballena, la playa parecía completamente desierta. El libro, el Bhagavad Gita, que recientemente había descubierto, la crema protectora, el cepillo de mis cabellos..., media casa en mi mochila.
Y así esperaba una magnífica vista menorquina y un rincón de silencio.

Las franjas del faro brillaban sobre el viento, y yo deseé quedarme a vivir allí después de haber andado bajo un sol suave de finales de abril.
Al otro lado de las dunas, la laguna reflejaba como un zafiro rodeado de un anillo de pizarras. Espejo transparente. Así es un Samadhi, pensé. La mente como un espejo translúcido, dejando la vulnerabilidad abierta, fuerte, sumergida en los demás seres vivos.
Baño entre posidonias laminadas y ásperas entrelazando nuestros pies, nuestros brazos. Caminar exprimiendo con las manos el olor profundo de las sabinas o del simple romero..., ser Uno con todos, sin miedo.

Me senté en silencio, con la espalda derecha y los ojos tranquilos. Un OM suave al borde del agua, fuerte el segundo hasta el horizonte, y lanzado más allá del mar el tercer OM. Si llegara a África...pienso. Y las olas me devuelven OM, SAT, ...ANANDA,...Ser, ...Alegría...
La belleza del lugar me hace estremecer como los tamarindos a mi espalda...y el viento que me atraviesa, ¿es quizás el Yoga que quiere calmar los sentidos?. ¿Hacerlos callar un poco?.
¡Alma!
¡Silencio!

Retomé la lectura de mi libro, el Bhagavad Gita. Poesía a la búsqueda de un tesoro, un tesoro escondido en el mar, o en la suspensión entre la Tierra y la Luna.
¡No sé si nunca lo obtendré!.
¿Pero qué es realmente este tesoro?...¿Es un camino, un Karma, una acción?...¿Para llegar dentro de nuestro Dharma, llegar a encontrar la verdad en nosotros?

Y creo... que es un camino lleno de abejas, nutrias, y más de un sobresalto, pero el libro dice sobretodo, sobretodo ”...el placer de los demás es mi placer, el dolor de los demás es mi dolor”. Y el tesoro es no tenerlo, no ganarlo, sino mucho más simple, darlo, tener un comportamiento.
Debe ser esto.

¿Tendré que consultar a mis maestros quizás?

Alcé la vista, sentada en mi esterilla, escuchando el viento y deseando que todo lo bueno, el Espíritu, me llevara cruzando las rocas, los cercados de pared seca, el aire fresco de los huertos, los barrancos, sintiendo la dureza del Gita cuando dice: “Mata por tanto, con la espada de la sabiduría la duda nacida de la ignorancia que hay en tu corazón. Sé uno en armonía contigo mismo, en el Yoga ,y levantate gran guerrero, levantate”.

Y lucha - me dije de golpe - levantándome sobre la arena con la Asana del guerrero.
Abro después mis manos. Lentamente los brazos y la pierna izquierda. Uniendo la playa y el cielo ya azul. Giro hacia el otro lado y sin darme cuenta el viento de levante me lleva hacia Sa Nitja.

Cerrando los brazos sobre mí, un velero gris se acercó en perfecta línea recta hacia el muelle donde yo permanezco en pie. A mi lado los dioses griegos de Sa Nitja habían envuelto mi libro con mi esterilla.
Ella, mascarón de proa, saltó ágil dominando la embarcación, y su compañero rápidamente lo amarró fuertemente con una cuerda.
El velero gris subrayado por un perfil amarillo quedó como un perro fiel mirando hacia sus amos, sentados en silencio sobre el muelle. Distantes, ecuánimes.
Nos quedamos los tres quietos, respirando profunda y suavemente, “ ...en el castillo de nueve puertas de nuestro cuerpo”.

Y respiro, respiro como me han enseñado, en un Pranayama tan intenso que mi cuerpo se libera hasta que no puedo más que agarrarme bien fuerte con las manos aferradas a las rocas por el viento que me atraviesa...

Así no sé el tiempo, inmóvil, volviéndome atrás por la tramontana que entonces soplaba persistente. El viento inquieto de mi mente quizás, ....Y en un intento de poner en orden mis cabellos revueltos, mis pensamientos, me sorprende la piel lamida por la sal marina, turquesa de la cala mimada, la “mitjaneta”. Y bajo unos pinos arrugados, envueltos con fuerza, me encuentro en una torsión de mi cuerpo, en una Asana de giro para mi, difícil de verdad.

Al girar de un lado al otro, los ojos de una mujer de cabello recogido, castaño, me observan. En su mano derecha sostiene una silla que despliega cerca, bien cerca del borde del mar y a su lado, una brillante, pequeña, sombrilla amarilla. Casi oriental.
Y leo: “Debes saber Arjuna, que todo aquello que es bello y bueno, todo aquello que tiene gloria y poder no es más que una parte de mi propio resplandor y debes saber que....


Desde la isla del viento.
Isabel Ribas Armengol

In { General, } comments{ 1 } author: Isabel Ribas Armengol
22 Mar
2014

Intenso!! Te puede llevar tan cerca, tan lejos, como uno sea capaz de hacerlo.

author comment:rosa gimeno
Añade tu comentario:
http://www.yogaiastore.com