Yoga, YOGASFERA YOGASFERA Un espacio Internet para reunir toda la información sobre el mundo del yoga y su esfera: centros, estudios, profesores, cursos,clases, formaciones, eventos especiales ... todo lo que ocurre alrededor del yoga y que podemos compartir: consultar actividades. Un espai Internet per reunir tota la informació sobre el món del ioga i la seva esfera: centres, estudis, professors, cursos,classes formacions, esdeveniments especials... tot allò que passa entorn del ioga i que podem compartir: consulteu activitats. YOGASFERA Welcome to Yogasfera, a page on internet that brings together information about the world of yoga: centres, studies, courses, teachers, training, special events, in fact anything that happens in the world of yoga that we can share together: consult activitie

Yogasfera incorpora una botiga Ioga on trobaràs una acurada selecció d'articles d'una excel·lent qualitat, naturals i respectuosos amb el medi ambient, de marques que rarament es troben al mercat europeu, totes elles amb compromís mediambiental i social. Yogasfera incorpora una tienda Yoga donde encontrarás una cuidada selección de excelentes productos para la práctica, naturales y respetuosos con el medio ambiente, de marcas que difícilmente se pueden encontrar en el mercado europeo, todas con compromiso medioambiental y social. Store Yoga, Manduka, Yogitoes, Mats, Yoga Bags, yogui towels. Estores de Ioga, esterillas de Yoga, bolsas de Yoga, bosses de Yoga. Accessorios de Yoga, accessoris de Ioga, Props YOGA Clases de Yoga, Classes de Yoga Barcelona, Calendario actividades de Yoga, directorio de centros de Yoga, tienda de Yoga
Gyantse, Kumbum, Tibet author:Víctor Domènech
middle
Aliméntate de vida!
13 Jul
2011
Los germinados: pequeños brotes cargados de prana; el placer de verlos crecer en la cocina.
germinat LLi Torrada

Si a una pequeña semilla le damos el grado de humedad que necesita para despertar de su etapa latente en un ambiente sin suelo, podremos ver como nacen unos brotes preciosos que nos ofrecen el espectáculo de la vida en la cocina de casa y nos ponen al alcance uno de los alimentos más cargados de nutrientes que podemos tomar. De las semillas de alfalfa por ejemplo nacerán unos brotes finos y delicados como el cabello de ángel; de las de mostaza, unos brotes pequeños y robustos de gusto intenso; de cada semilla al germinar un brote cargado de nutrientes y de energía. Bonitos a la vista, buenísimos al paladar, los germinados son un "superalimento" natural que podemos cultivar en casa, tal como si tuviéramos un huerto en la cocina, y servirlos directos del germinador al plato en un abrir y cerrar de ojos.

¿Qué necesitamos para hacer crecer los germinados? Semillas (preferentemente de cultivo ecológico) y agua.

El procedimiento es tan sencillo como "regar" las semillas con un poco de agua para mantenerlas húmedas y luego colar el agua para evitar el exceso. Los podríamos hacer crecer sólo con un tarro y un colador pero podemos encontrar en el mercado utensilios específicos que garantizarán el éxito de nuestro intento.


Los germinadores más tradicionales: cuenco de barro o terracota con muchos agujeritos pequeños en la base que hacen de colador. El cuenco lleva una tapa y se coloca sobre un plato. El germinador puede estar formado por un solo cuenco o por dos o tres de modo que las semillas que necesitan más humedad para germinar se colocan en la base y las que necesitan menos en los pisos superiores.

Los germinadores más modernos: bote de cristal que lleva una tapa perforada para facilitar la extracción del agua cuando las semillas ya están suficientemente húmedas y un soporte que mantiene una inclinación óptima.


germinador terrissagerminador terrissa



Podemos germinar cualquier semilla de leguminosa o grano de cereal pero probablemente los que tienen mejor gusto y mejor textura son los que se obtienen de cereales como la soja verde, el trigo y la cebada, u otros vegetales como las judías, la alfalfa, la calabaza, el girasol, el lino y el sésamo pero también podéis investigar como nosotros y tratar de germinar la zanahoria o alguna otra semilla que tengáis al alcance. Los que nos gustan más son los de alfalfa y los de lino, de sabor más delicado, y los de mostaza y rábano de sabor potente y sugerente.

Los brotes crudos son sin duda uno de los alimentos más saludables que existen, tienen un valor nutritivo increíble y están considerados como un alimento "pre-digerido" ya que el proceso mismo de germinar los hace más fáciles de asimilar por el organismo. Durante este proceso las proteínas de las semillas secas se transforman en aminoácidos libres y el almidón se convierte en azúcares más simples óptimos para la digestión de modo que los nutrientes de los brotes son más biodisponibles, es decir, más fáciles de incorporar a nuestro flujo vital y tienen un alto valor de eficiencia biológica, o sea, el aprovechamiento es más alto, llegan más a la sangre y a las células y por tanto necesitamos menos cantidad de alimentos y el sistema inmunitario se mantiene fuerte.

Los germinados son una buena fuente de vitaminas A, C, E y vitaminas del grupo B que los convierte en una fuente inestimable de antioxidantes y, bajo el efecto de la luz, contienen también clorofila eficaz en la superación de la anemia y la deficiencia proteica. La clorofila es lo más parecido a la sangre que hay en el mundo vegetal, tiene funciones similares a los glóbulos rojos y por eso ayuda a limpiar las arterias y a eliminar las toxinas del cuerpo mientras estimula el tuétano para producir nuevas células.

El momento óptimo para recolectarlos es cuando el tallo todavía es blanco y empiezan a salir pequeñas hojitas. Como son alimentos vivos, aunque los guardemos refrigerados en la nevera, los brotes seguirán creciendo lentamente y su contenido en vitaminas se incrementará. Se dice que las semillas germinadas aumentan las cualidades nutricionales de la planta entre un 300 y un 1200 por ciento, y que contienen un elevado contenido de proteínas de fácil digestión y nutrientes esenciales que se pueden encontrar sólo en las células vivas.

Los geminados no sólo son buenos en las ensaladas, si nos guiamos por nuestra imaginación y por el abanico de sabores que nos ofrecen, los podemos hacer acompañar cualquier plato. Sabrosos y decorativos, si os gusta combinar texturas los podéis servir encima de las cremas de verduras, sobre pequeñas rebanadas de pan o enrollados en los delicados sushi vegetales.

Aquí os dejamos una pequeña relación de los muchos germinados que podéis hacer y sus propiedades:

alfalfa: sabroso y crujiente es uno de los germinados más ricos y completos que hay, contiene una gran cantidad de vitaminas, minerales - hierro, potasio - y los 8 aminoácidos más importantes así como una relación excelente del fósforo y el calcio . Aportan salud en al corazón y hacen bajar el colesterol.

amapola: las semillas de la amapola germinan en unos tallos de color ocre que tienen un sabor muy peculiar y agradable que tendréis que probar.

arroz: aunque el arroz germina con facilidad hay que encontrar uno que haya sido secado a temperatura ambiente ya que si ha sido secado con calor ha perdido su potencial germinativo. Muchos de los arroces incluso biológicos han sido secados con calor.

azuki: esta pequeña judía roja muy cultivada en Asia oriental y el Himalaya, es muy rica en fibra, en proteínas, carbohidratos complejos y hierro. Hay que tener en cuenta que por su dureza las semillas pueden tardar más de una semana en germinar.

cebada: este cereal que se cultiva desde muy antiguo, se dice que es el único vegetal que puede suministrar todos los nutrientes que el cuerpo humano necesita desde su nacimiento hasta la vejez, contiene grandes cantidades de enzimas, antioxidantes, aminoácidos, altos niveles de carotenos, de antioxidantes, de aminoácidos, vitaminas, minerales y clorofila.

cebolla: los brotes germinados de cebolla tienen el mismo sabor que la cebolla tierna. De las semillas negras crecen unos sorprendentes tallos largos y verdes con propiedades diuréticas, depurativos y antiinflamatorios.

fenogreco: de sabor fuerte, el germinado de fenogreco beneficia el hígado y estimula todas las funciones digestivas y el páncreas. Es muy indicado para combatir la anemia y en casos de estreñimiento, gastritis y diabetes ya que ayuda a equilibrar el azúcar en la sangre. Es rico en hierro, beta caroteno y proteínas.

garbanzos: los garbanzos germinados no producen las molestos gases durante la digestión. Reducen el colesterol, la diabetes y son ricos en magnesio (protector cardiovascular).

girasol: muy rico en proteínas y grasas insaturadas, constituye uno de los alimentos más completos que hay.

hinojo: es uno de los condimentos tradicionales de la cocina mediterránea que además de consumirse cuando es un bulbo también se puede germinar y mantiene su característico sabor anisado.

lentejas: de sabor suave y agradable los brotes de lentejas son muy ricos en proteínas y hierro y tienen grandes propiedades energéticas y nutritivas.

lino: los delicados brotes del lino tienen muchos beneficios digestivos, reducen el colesterol malo de modo que mejoran el sistema cardiovascular y favorecen la circulación sanguínea. El lino disminuye el riesgo de contraer cáncer de mama y de próstata.

mostaza: es el germinado más picante y de sabor intenso. Al degustarlo sorprende que un gusto tan potente pueda venir de un brote tan fino. Es ideal para condimentar los platos de forma sana.

quinoa: los brotes de este cereal procedente de América del Sur son fuente extraordinaria de vitalidad, contienen el doble de proteínas que los cereales habituales, menos carbohidratos, vitaminas del grupo B, muchos minerales y grasas saludables además de los aminoácidos.

rábano: como en el caso de la mostaza, también el rábano mantiene al germinar el gusto potente de la planta e incluso la aumenta. Es un excelente protector del hígado, muy depurativo y muy rico en vitamina C.

soja verde: rica en proteínas y minerales, tiene un sabor muy refrescante. Contiene tantos carbohidratos y vitamina A como el melón, tanta tiamina como el aguacate, riboflavina como la manzana seca, niacina como el plátano y vitamina C como la piña.

trébol: la semilla de esta planta de la suerte germina en unos tallos largos y finos similares a las de la alfalfa pero que tienen un sabor más consistente y adquieren clorofila con facilidad.

trigo: de sabor dulce y agradable, es muy saludable! Es preferible utilizar variedades antiguas de trigo como la espelta o kamut que han sufrido menos hibridaciones y no han perdido su potencial energético.

Animaros a probarlo!! Es bonito, divertido, bueno, sabroso, fresco, nutritivo y llena de vida de alegría y vuestra casa y vuestro cuerpo!


In { Alimentación, } comments{ 0 } author: Mariona Costa
Añade tu comentario:
http://www.yogaiastore.com