Yoga, YOGASFERA YOGASFERA Un espacio Internet para reunir toda la información sobre el mundo del yoga y su esfera: centros, estudios, profesores, cursos,clases, formaciones, eventos especiales ... todo lo que ocurre alrededor del yoga y que podemos compartir: consultar actividades. Un espai Internet per reunir tota la informació sobre el món del ioga i la seva esfera: centres, estudis, professors, cursos,classes formacions, esdeveniments especials... tot allò que passa entorn del ioga i que podem compartir: consulteu activitats. YOGASFERA Welcome to Yogasfera, a page on internet that brings together information about the world of yoga: centres, studies, courses, teachers, training, special events, in fact anything that happens in the world of yoga that we can share together: consult activitie

Yogasfera incorpora una botiga Ioga on trobaràs una acurada selecció d'articles d'una excel·lent qualitat, naturals i respectuosos amb el medi ambient, de marques que rarament es troben al mercat europeu, totes elles amb compromís mediambiental i social. Yogasfera incorpora una tienda Yoga donde encontrarás una cuidada selección de excelentes productos para la práctica, naturales y respetuosos con el medio ambiente, de marcas que difícilmente se pueden encontrar en el mercado europeo, todas con compromiso medioambiental y social. Store Yoga, Manduka, Yogitoes, Mats, Yoga Bags, yogui towels. Estores de Ioga, esterillas de Yoga, bolsas de Yoga, bosses de Yoga. Accessorios de Yoga, accessoris de Ioga, Props YOGA Clases de Yoga, Classes de Yoga Barcelona, Calendario actividades de Yoga, directorio de centros de Yoga, tienda de Yoga
Gyantse, Kumbum, Tibet author:Víctor Domènech
middle
Lo íntimo y lo sagrado

Conversaciones sobre la naturaleza profunda del ser humano
31 Dec
2012

Estos últimos días del año me he sentido privilegiada como la niña que escuchaba encantada las conversaciones que tenían lugar en casa de mis padres cuando se reunían con sus amigos para comentar temas en principio sobre religión y que finalmente versaban sobre la naturaleza profunda del ser humano. Siempre me gustó poderlas seguir desde mi habitación, contigua al comedor, aunque probablemente no las acabaría de entender hasta mucho tiempo después.

Lo intimo y lo sagrado



Con la misma escucha atenta y sorprendida he llegado a este fin de año acompañada por los inspiradores diálogos entre Montse Batlle y un grupo de sabios de nuestro tiempo que desde sus diferentes ámbitos de conocimiento, disciplinas o tradiciones espirituales nos acercan con sencillez su saber y nos desvelan el fundamento de cada uno de estos ámbitos: el Zen, el Sufismo, el Yoga, la Filosofía y el Tarot, el Cristianismo, el Judaísmo, el Tao, la Música, el Coaching o el Psicoanálisis, la homeopatía, entre otros.

Como los dibujos que nacen en un precioso caleidoscopio, la lectura de los diferentes textos desgrana la búsqueda del conocimiento del ser desde cada uno de los diferentes prismas que enfocan directamente al interior y ponen de manifiesto como las inquietudes que ocupan el pensamiento, si bien toman formas y tonos diferentes no difieren en la esencia.

Vivimos momentos dominados por los intereses de una economía enferma que padece una crisis profunda, tremendas desigualdades que hacen de esta mirada atenta y serena al centro del caleidoscopio una inspiradora fuente de luz que nos recuerda los valores y principios que en verdad el ser humano ya conoce desde muy antiguo.

No es por casualidad supongo que la primera respuesta de Berta Meneses, religiosa cristiana conocedora del budismo zen, a la primera pregunta del libro nos traslade a la iluminación del primer patriarca de la India, Buda Sakyamuni, y explique cómo Bodhidharma, seis siglos después, trasladó la meditación propia de la India (dyana) a la China (Chan, más tarde Zen en japonés). Con ella, ya el inicio del libro desvela porqué un camino tan antiguo y extendido en el mundo para traer la paz interior no se ha vuelto masivo: “Requiere una fuerte determinación, pero también requiere gran confianza. Y no siempre estamos dispuestos a reconocer que en cada uno de nosotros, en nuestro fondo primordial, somos justamente esta naturaleza esencial y que podemos experimentarla.”

Determinación y confianza que nos permitan estar integrados en todos los niveles de la persona “a nivel corporal, en armonía con la naturaleza, con el mundo de las relaciones y con el mundo de los sentimientos” y nos adentre en “el silencio como alimento del alma”.

Que nos permita estar abiertos al despertar de lo femenino, tanto en los hombres como en las mujeres, “en el sentido más contemplativo, más intuitivo, más global, más abierto, más receptivo” o en palabras de María Roca “esta receptividad, esta escucha, este permitirse ser uno, es una energía de compasión”.

Que nos permita descubrir la valentía para ser íntegramente felices y actuar con coherencia y autenticidad: “porque la felicidad está en este otro ámbito del encuentro con el yo mismo, con el yo soy. (…) ¡Párate, detente, escucha realmente la voz de tu alma, esa voz interior y dale respuesta!

Guiados así per la determinación de ser auténticos para sencillamente ser felices y hacer felices a los demás, la segunda entrevista nos acerca directamente al amor a través de la visión del sufismo que nos expone el doctor Rahmi Oruç Güvenç: “Se trata de un camino interior de corazón a corazón”. “Cuando se llega al amor toda diferencia desaparece porque es la auténtica manifestación de Dios”.

En este camino hacia el amor, que es un camino de crecimiento en conciencia que implica un ensanchamiento del horizonte vital, el libro nos guía de nuevo, de la mano de Enrique Eskenazi, gran conocedor de la filosofía, la psicología, la astrología, el tarot y la cábala, hacia el conocimiento de uno mismo, del ser verdadero, del alma, más allá del papel que desempeñamos cada uno en la vida: “El alma aspira a la redondez. Pero nosotros no aspiramos a la redondez, sino que aspiramos a lo que pensamos, a lo que creemos o a lo que sentimos, pero no a esta especie de llamamiento que finalmente interviene en nuestro destino. El destino de cada uno pone más o menos de manifiesto lo que el alma estaba buscando, no lo que el yo estaba buscando (…) lo que posiblemente el alma necesita es integridad. Estar redonda, no estar partida.” Debemos crecer sin apegarnos a las cosas materiales que no nos dejan fluir con el tiempo, si no lo hacemos, la vida nos deja atrás, envejecemos. “El apego dificulta la vida, porque es quedarse fijado, es adherirse a algo y ya no poder fluir si no arrastrando eso, o en función de eso, y por tanto es una pérdida de libertad.

“El camino de cada persona para adquirir conciencia es tratar de comprender lo que se está viviendo. (…) Vivir con significado implica vivir con esa apretura a la gracia, donde las cosas no solo pasan “porque”, sino “para que”, y en este “para que” está justamente el sentido.” Implica descubrir la propia inspiración, la sorprendente vibración que encontramos en la poesía y que en palabras de Antoni Pascual nos pone en contacto con nosotros mismos, nos acerca al dios del poeta que es un dios que no amenaza ni castiga sino que inspira y fortalece ante los desafíos de la vida, es energía que hace vibrar, temblar, gozar. Un dios al que se llega por una trilogía que ha de estar presente en toda vida humana: el cultivo de la tierra, la creación de cultura y la celebración del culto entendido como celebración de la vida, agradecimiento.

Al final de su entrevista, Antoni Pascual concluye que lo que importa es descubrir la propia intimidad, darse cuenta de que el propio ser es felicidad, que está ahí; no tenerle miedo a la inmensidad. Reposar en ella y la paz se hará. En palabras de Luís Racionero “que cada minuto nos sintamos felices, serenos y gozosos, y que los demás lo noten y lo disfruten.” Como nos recuerda B.K.S. Iyengar: Ya lo decía Patañjali, hay que tener el corazón contento.

Autenticidad, determinación, coherencia, confianza, silencio, amor, conciencia, alma, contento, felicidad, paz, destellos de colores en los cristales del caleidoscopio que se reúnen todos en el prisma del yoga. En el yoga, cuerpo y mente se coordinan para experimentar la “fuente de la vida”. La ética, nos dice el maestro B.K.S. Iyengar, es lo que construye el carácter del individuo, lo que le eleva y le permite evolucionar en la vida, es el fundamento de todas la religiones. Cultivar el carácter opuesto a las tendencias es la base de la ética. El alma no puede ser definida: “Al contemplar una puesta de Sol, por ejemplo, no podemos observar la mente, porque esta se disuelve; y por el contrario cuando nos concentramos en la belleza (..) se pierde la unidad entre la puesta del sol y el sí mismo. En el instante en que se produce la unidad, allí se encuentra el alma, posteriormente le sigue la mente. (…) La práctica del yoga sublima la fuerza de la mente, para que el alma escondida se convierta en su guía.”

En este atisbo de unidad que vivimos ante una puesta de sol nos instalamos verdaderamente en el momento presente y podemos sentir sincera gratitud, amor y seguridad. Así, John. F. Demartini tiene el convencimiento de que la gratitud puede cambiarnos la vida y abrirnos al encuentro del amor, en palabras del músico Prem Joshua, la verdadera plegaria se basa en la gratitud.

Incluso Meena Deva Goll, que padeció una experiencia enormemente trágica ante la que parece imposible sentir gratitud, da la esperanza de que es posible transformar la vida, la tragedia, cambiando la propia vibración: “somos una antena cósmica y desprendemos ondas, según la física cuántica, en función de nuestros pensamientos, de nuestras creencias, de todo lo que está en nuestro interior, y recibimos los acontecimientos que corresponden a nuestras vibraciones.” Debemos abrirnos al amor, convertirnos en vibración de amor. Y este es el profundo deseo de la artista María Roca: “que la gente confíe más, que sepa que no está sola, que se sienta acompañada y que sienta amor.

Debemos buscar el equilibrio del principio vital o dynamis en términos de homeopatía, intentar conocernos, en palabras de Daniel ben Itzjak “leer la Biblia, la Torá que hay en 'mi', escuchar el silencio, quedar-se en el sitio, con la voluntad centrada, no buscar sino descubrir el sentido de la vida y serle fiel. Y siguiendo a Claudio Naranjo, escuchar “la divinidad interna, la esencia o, como se dice en la tradición cristiana, 'el alma'. El atman de los hindús. Lo que somos en realidad, pero no sabemos que somos”. Debemos cultivar la conciencia neutra, el simple estar ahí.

Caminos ancestrales y nuevos caminos que confluyen en el deseo íntimo de conocimiento del ser para vivir en paz i acercarnos al término “iluminación” que abría la primera entrevista del libro y que en palabras de José Miguel Pueyo es la palabra que designa fundamentalmente las cuestiones esenciales a las que los hombres han querido responder o desvelar desde hace siglos, el más alto nivel moral que puede conseguir una persona.

Cada nuevo año llega repleto de buenos deseos de felicidad. Si la infelicidad surge de vivir una realidad equivocada es momento de llevar a cabo una escucha profunda y en lugar de buscar un sentido a nuestra vida, simplemente descubrirlo y serle fiel.

“Lo importante está en averiguar qué debo hacer el próximo año, para serle fiel.” (Daniel ben Itzjak)

Estos son solo unos cuantos destellos de colores, habrá tantos como niños escuchen desde el corazón de cada lector, tantos como lectores tenga el libro que os proponemos para este inicio del nuevo año.

Feliz 2013 de todo corazón



In { } comments{ 0 } author: Mariona Costa
Afegeix el teu comentari:
http://www.yogaiastore.com